Volver a Poesia

DE VIDA ANGELES Y OZONO / OSCAR HERNANDEZ

$50.000

Este libro es un homenaje a la vida y obra de un gran hombre. Óscar Hernández es un artesano de la palabra, en cada frase suya hay algo de humor, misterio y admiración por la vida. Óscar ha vivido los acontecimientos más importantes del siglo XX y los inicios de este nuevo milenio. Escribe, escribe y escribe y cuando no lo hace está leyendo, escuchando radio o pensando y recordando. Su oficio es vivir y vive con intensidad, emoción y amor infinito por las palabras, sus compañeras de cada día, su alimento y su savia, su esplendor y su dicha.

En estas páginas se reúnen algunos de sus poemas inéditos de los últimos años; varias de las crónicas que escribió para El Correo entre los años 1959 a 1962; algunos cuentos inéditos y otros recuperados de libros anteriores; la novela corta Fondo de hormigas; y algunos textos y fragmentos de escritores y amigos que nos regalan con sus palabras una aproximación a la vida y al valor de la obra literaria y periodística de nuestro gran hombre.

Estas páginas también son una muestra de gratitud, admiración y afecto profundo por un hombre valiente y único, por su obra y su tesón, por una vida entera dedicada a la poesía y a la escritura.

Lucía Donadío

Hay existencias

SKU: 9789588794723 Categoría: Etiqueta:

Descripción

SILABA

También te recomendamos…

CODA DE SILENCIO / LUIS GERMAN SIERRA J..
Coda de silencio me parece un libro leve, emocionado, pensativo, con el encanto que tienen las cosas apenas insinuadas. Se lee y se entra en un estado de levitación que se sostiene con elegancia hasta su vuelo final, levitación que continúa más allá de la lectura, que es cuando se aprecia en realidad su poesía, cuando nos conversa finalmente su poesía. Tal vez un buen poema es ese que deja sin palabras a su lector, o dicho de otro modo, que lo palabrea en su silencio meditativo. Los buenos versos prefieren hablar después de cantar. En este libro pasa felizmente esto: el verdadero final de cada texto es el silencio, es decir, cada poema comienza cuando termina. Ese es el juego. Esa es la coda. Esta es la primera colección de versos de Luis Germán Sierra. No lo felicito. A los poetas no se los felicita (en la felicidad/ no cabe el poema,/ él es harina de otro costal). A los poetas se los admira.

Robinson Quintero Ossa

no valorado $25.000 Añadir al carrito
EL SOPLO DEL DIABLO Y OTROS POEMAS / ROSA LENTINI
La poesía es, para Rosa Lentini, desobediencia. Desobediencia frente al olvido: memoria. Mapa de la memoria. Flor de la memoria. Sólo así, desobedeciendo, puede oponerse al soplo, a la energía, a la voz del diablo: aquí lo negativo. Mnemosine contra Lete. El fluir de la memoria contra el río del olvido. El río del origen contra el vacío de la nada. Ese es el verdadero sentido del título del libro de Lentini, cuyo primer poema se llama también así: "El soplo del diablo". Un poema donde, como en la carta XV del tarot, vemos al diablo con cuernos y pezuña, y también con olor a azufre, que observa a la niña, como el lobo, pero al que ella logra despistar bajo un cielo de estrellas pensativas, brillantes. Y al final todo se resuelve, con una sintaxis espacial, casi mallarmeana, con la galaxia al fondo: "Nada interrumpe la noche / que poco a poco recupera / su apariencia mineral / la niebla que propagó el fuego de la codicia / desvía su ojo denso / y un cielo de nubes dispersas / deja ver un halo de estrellas ingrávidas / casi virginales / en su oscuro universo': En su obra se conjugan el fervor por el comienzo y el fin, la perspectiva del presente sobre el pasado, el papel de la memoria y la pasión por la búsqueda y el origen.
no valorado $38.000 Añadir al carrito
EL DIA DOMINGO Y POEMAS EN PAZ / OSCAR HERNANDEZ
El día domingo es una serie de crónicas de la vida diaria, de los diarios contactos de un hombre con otros hombres, de una sensibilidad despierta con hechos y posibilidades, pero observados humanamente, desde un ángulo de enfoque limpio, con ese asombro que ante los hechos rutinarios sueltan las almas que no temen a una saludable ingenuidad. En todo va descubriendo pequeñas cosas, y descubrir asombradamente es una forma de crear. Ahí la frescura de su estilo, su brío y su verdad sin escándalo, ese vaho de génesis, de algo vital que toma forma y crece y se sacude en un viento poético. Manuel Mejía Vallejo, 1962 Para Óscar Hernández, más que un hacer, escribir es una forma de ser, impronta esta que define al escritor auténtico, según lo precisaba Roland Barthes. Esta ubicación existencial de su poesía es lo que ha mantenido su palabra de este lado de la frontera de toda retórica, de todo manierismo, de la receta, de la fórmula que termina, de un título al siguiente, por esterilizar, por despojar de vida tanta escritura que en un primer momento fue sincera, fue grito. En él, en cambio, impide que su palabra deje de percibir en la espalda el aliento, los sudores de la experiencia que le dio vida. Desde luego, ya no es la experiencia en bruto, ya no es la alegría o la pena que reclamó la palabra, ya es literatura, pero se mantiene uncido a ella, le respira en la nuca a cada verso, en la piel de cada estrofa. Jairo Morales Henao, 2016
no valorado $35.000 Añadir al carrito